¿Sabíais que tirar demasiado del pelo o el abuso de los químicos de las permanentes, nos pueden dejar calvos? A veces sin darnos cuenta de lo que hacemos, podemos provocar daños irreparables en nuestro cuero cabelludo y por tanto, en nuestro pelo.

El simple acto de hacerse trenzas o llevar gomas apretadas, puede impulsar un tipo de pérdida de cabello llamada alopecia por tracción. Si la tensión no cesa antes de que se forme tejido cicatrizal en el cuero cabelludo, puede causar la pérdida permanente del cabello.

Los tratamientos de aceites en peluquerías o las substancias químicas que se usan en las permanentes, pueden ocasionar la hinchazón del folículo piloso que puede traer como resultado la cicatrización y consecuente pérdida del pelo.

Es muy cierto que la calvicie, principalmente en el hombre, tiende a ser de origen genético, pero también hay que saber que influyen muchos más factores que el puramente hereditario.
Por ello, tomar en demasía medicamentos como las píldoras anticonceptivas o los antidepresivos, entre otros, pueden llevar a un cuadro de alopecia provocado, en donde quizá culpemos a la naturaleza o a la herencia genética de algo que nosotros mismos ocasionamos.

Las alteraciones hormonales son otro factor a tener en cuenta, pues pueden ocasionar la pérdida del cabello; mucho cuidado con los medicamentos y atentos al desequilibrio hormonal; puede ocurrir si no hay un equilibrio de las hormonas masculinas o femeninas, los andrógenos y estrógenos.

Así mismo, los que no presten atención al estrés que se provocan, inmersos en asuntos laborales u otros y sin cuidar la salud, pueden encontrar en la calvicie un motivo a tener en cuenta.

Etiquetado con →  
Compartir →