Las soluciones para mejorar el aspecto del pelo y prevenir y tratar los principales problemas capilares (especialmente la caída) son muchas y variadas. Y en este contexto, cada cierto tiempo sale a la palestra o se pone de moda determinada sustancia o tratamiento. Es el caso, por ejemplo, de la nioxina. Se trata de un producto formulado a base de un conjunto de sustancias que favorecen la mejora de la estructura del cabello.

Concretamente, el “campo de actuación” de la nioxina para el pelo es la hebra o fibra capilar, que es la parte “visible” del cabello y que está compuesta a su vez por un núcleo central de células (médula), el córtex y la cutícula, que es la zona más exterior y, por tanto, la que suele estar más “maltratada” o desgastada.

La tecnología que aportan los tratamientos para el pelo basados en la nioxina está enfocada concretamente a la restauración de esta zona del cabello. En este sentido, los expertos de Svenson comentan que los estudios presentados por el laboratorio que ha desarrollado este tratamiento demuestran que su aplicación está orientada fundamentalmente al aumento de la densidad capilar.

Por tanto, la nioxina se presenta como una buena opción para aportar más volumen en el pelo y mejorar su aspecto. Sin embargo, no es una solución que esté recomendada cuándo el problema es la pérdida y caída del cabello, ya que el foco de actuación de este tratamiento no es el folículo piloso, que es la zona directamente implicada en los problemas de alopecia.

Para el abordaje de la caída capilar, Svenson cuenta con un amplio repertorio de soluciones formuladas con ingredientes que actúan a nivel de la epidermis y, por tanto, sí que tienen efecto sobre este folículo. Es el caso por ejemplo de los productos de higiene capilar, que incorporan principios activos de eficacia demostrada en la mejora del estado de la raíz capilar (principalmente, asegurando que llegue a esta zona el aporte adecuado de los nutrientes necesarios para que el pelo crezca sano y fuerte). Entre los ingredientes más habituales en estas formulaciones se encuentran las vitaminas, los minerales, los aminoácidos o la enzima directamente implicada en la aparición de la alopecia, entre otros.

Para los casos en los que los signos de la alopecia son ya visibles, los tratamientos de estimulación capilar suponen una opción muy recomendable para prevenir o ralentizar el proceso degenerativo de los folículos, con la ventaja de que pueden emplearse junto a otros tratamientos, para reforzar los efectos. Los fármacos contra la caída del cabello, la mesoterapia o las terapias basadas en la medicina regenerativa son otras de las opciones a las que los clientes de Svenson pueden recurrir para tratar de forma eficaz los problemas relacionados con la pérdida del cabello.

Etiquetado con →  
Compartir →