Aunque en campos como la cosmetología, la estética o la medicina es ya una técnica “veterana”, el empleo de la tecnología láser para el pelo es una opción relativamente reciente, pero con la que sin embargo se están obteniendo resultados muy positivos. Esta tecnología se basa en la utilización de la terapia de luz de bajo nivel de intensidad (LLLT, siglas de low level light therapy), que ha demostrado tener un efecto muy positivo en la regulación de muchas funciones orgánicas y en todo el proceso biológico del cuerpo humano.

La piel es una de las más beneficiadas de estos efectos saludables, y ello incluye a la que recubre el cuero cabelludo. Y es precisamente en esta zona donde se han centrado los numerosos estudios e investigaciones realizados para comprobar la acción concreta de la LLLT para el pelo, especialmente para los problemas relacionados con la caída capilar.

Se sabe que este tipo de luz produce en el cuero cabelludo una importante activación de la circulación sanguínea, lo que tiene como efecto inmediato que tanto el oxígeno como los demás nutrientes lleguen de forma adecuada a los folículos pilosos. A su vez, esto estimula las células epidérmicas presentes en el cuero cabelludo, estimulando la fase de crecimiento capilar o anágena.

Este efecto ha quedado documentado en publicaciones médicas que han recogido las principales conclusiones arrojadas por las investigaciones que se han llevado a cabo al respecto y que apuntan a que el tratamiento con láser de bajo nivel favorece la estimulación del crecimiento capilar en la alopecia de patrón masculino, la de patrón femenino, la areata y la inducida por la quimioterapia. Otro efecto demostrado por esta terapia es proporcionar un aumento significativo de la densidad capilar.

Basándose en estas evidencias se diseñó el Medical Hair Cap, de Svenson, un dispositivo en forma de casco LLLT (su aspecto externo es similar al de una gorra) que utiliza esta tecnología en forma de HI-LED, un tipo de energía que tiene la propiedad de desfocalizar el haz de luz, haciendo que este se distribuya mejor y proporcionando un mayor ángulo de difusión. Los 246 diodos que incorpora aseguran una dispersión homogénea de la zona a tratar y permiten aplicar un programa específico para grado de alopecia.

Este dispositivo tiene además la ventaja de que permite el tratamiento local diario como parte de la Terapia Láser Combinada, un nuevo tratamiento anticaída de Svenson concebido para ser aplicado en casa y que combina la acción regeneradora y revitalizante de esta tecnología con el uso continuado de productos Svenson (cápsulas y champús anticaída y spray con nanosomas).

Resumiendo, los beneficios que se obtienen con este tratamiento son un aumento del número de cabellos; un incremento del grosor y la densidad del pelo; la estimulación de la producción de colágeno y la activación de la circulación sanguínea, factores todos ellos implicados en la correcta salud capilar.

Etiquetado con →  
Compartir →