Existe una enfermedad denominada tricotilomanía que consiste en un impulso incontrolable de arrancarse el cabello, las cejas y pestañas casi hasta la calvicie.

Aunque actualmente es visto como un problema psicológico, científicos estadounidenses creen que podría ser tratado con una pastilla. Esta píldora, cuyo principio activo es el aminoácido, llamado N-acetilcisteína (NAC), mostró buenos resultados en pruebas clínicas.

"La tricotilomanía está caracterizada por los siguientes criterios diagnósticos: el arrancarse de forma recurrente el cabello, que provoca una pérdida notable de pelo; un aumento en la sensación de tensión inmediatamente antes de arrancarse el cabello o cuando la persona está intentando resistirse a este comportamiento; y un sentido de placer, gratificación o alivio cuando ya se arrancó el pelo", explica el doctor Jon Grant, quien dirigió el estudio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Minesota, Estados Unidos.

En el nuevo estudio tomaron parte 50 personas con tricotilomanía. A la mitad se le pidió que tomara una píldora de NAC durante 12 semanas, y la otra mitad recibió un placebo. Después de las 12 semanas, los pacientes que tomaron el medicamento mostraron "reducciones mucho más significativas" en los síntomas del trastorno que los que tomaron el placebo, dicen los autores. En total, 56% de los pacientes mostraron estar "muy o mucho muy mejorados" con el uso del NAC, comparados con 16% de los que tomaron el placebo.

Etiquetado con →  
Compartir →