La alopecia es un problema que afecta a muchas personas, pero también existen otras causas que pueden provocar un deterioro capilar. La tricotilomanía es un hábito que padecen ciertas personas que afecta a la salud capilar. Svenson te informa.

La tricotilomanía es un hábito que consta en auto-arrancarse el pelo de forma inconsciente en situaciones de nervios o ansiedad. Este trastorno es similar a prácticas como morderse las uñas. Las personas que sufren de este trastorno se llegan arrancar los pelos de la cabeza, cejas o pestañas. Según la doctora Paz Cerdá, dermatóloga y vocal de la Academia Española de Dermatología y Venerología, “estas personas tienen la sensación que este acto reflejo les calma o hace disminuir su ansiedad”. La solución no es cortar el cabello al ras, ya que algunos pacientes tienden a lastimarse el cuero cabelludo provocando heridas en la piel, lo que se denomina como patominia creando infecciones y/o psoriasis.

La solución para este tipo de problemas es el tratamiento psicológico o estar bajo medicación ansiolítica. Es importante tratar este trastorno ya que puede acarrear serios problemas tanto físicos como psíquicos.

Para mayor información contacta con un especialista.

Compartir →