106541473_3ffedd8625La mayoría de las personas, en cuanto comprueban que el número de cabellos que quedan depositados en su peine o cepillo cada que vez que lo utilizan es mayor, o que las entradas de su pelo empiezan a ser más extensas, ponen en marcha un intensivo plan de acción destinado a frenar cuanto antes esa caída capilar. Por suerte, hay un amplio repertorio de productos que resultan muy efectivos para llevar a cabo este objetivo y cuyos resultados son muy satisfactorios.

Una de las fórmulas que cuentan con más éxito, tanto por su efectividad como por la facilidad de uso que proporciona, son las ampollas para el pelo. Estos productos son muy sencillos de aplicar, de ahí que se puedan integrar sin complicación en la rutina cotidiana de cuidados capilares. Se aplican directamente sobre el cuero cabelludo mediante un suave masaje.

Las ampollas para el pelo son fórmulas monodosis que contienen principios activos especialmente formulados para actuar sobre el cuero cabelludo, frenando o ralentizando el proceso de caída. Entre los productos Svenson se encuentran varios tipos de ampollas anticaída. Entre estas, hay tres productos que resultan especialmente aconsejables en los casos de caída del cabello.

Uno de ellos es el Complejo Regenerador Polivalente, indicado para paliar dos de los principales problemas asociados a la caída del cabello: la grasa y la caspa. La combinación de principios activos que incluye este producto favorece la respiración celular consiguiendo de esta forma normalizar el estado del cuero cabelludo y previniendo la aparición de estos dos problemas. Se aplica en el cabello seco, sobre la zona a tratar.

Otro de los productos recomendados es el Tratamiento Anticaída Revitalizante, cuya principal finalidad es restablecer el equilibrio del ciclo capilar para combatir la caída excesiva debida a factores tanto de tipo externo como interno. Se aconseja aplicar estas ampollas de forma alterna entre otros dos productos de Svenson: la loción anticaída y la loción revitalizante. La aplicación de estas ampollas es un poco distinta a la del resto: hay que humedecer el cabello con una monodosis y frotar suavemente durante uno o dos minutos.

El tercer producto que se aconseja utilizar para frenar la caída del cabello es el Tratamiento  Antiaging Q10, un auténtico “dos en uno” ya que, además de regular la producción del exceso de grasa por parte del cuero cabelludo y la aparición de la caspa, mejora la textura y desarrollo capilar gracias a su ingrediente principal: la coenzima q10. Esta sustancia, que forma parte de un buen número de formulaciones de la cosmética antiedad, tiene un reconocido poder antioxidante, ya que controla la acción de los radicales libres (producidos a su vez por el sol, la contaminación, el estrés y unos hábitos de vida inadecuados, entre otros) y repara a nivel cutáneo y capilar los estragos que estos elementos producen. Estas ampollas se aplican sobre el cabello limpio y seco.

 

FOTO: Jaine

Compartir →