Test-genetico “Mi padre es calvo, así que yo, irremediablemente, estoy condenado a perder pelo”. Muchas personas dan por cierta esta teoría y consideran que no pueden hacer nada por detectar la alopecia antes de que ésta haga acto de presencia. Y, en efecto, observar la calidad (y la cantidad) del pelo de los familiares directos (padre, madre o abuelos) puede ser orientativo para prever cuál será el futuro de nuestro cabello, pero no es algo determinante, debido al comportamiento “caprichoso” que pueden desarrollar los genes implicados en la pérdida del cabello.

Sin embargo, sí que existe una forma de detectar la alopecia androgenética antes de que aparezca. Su nombre: Hair DX o, lo que es lo mismo, un test genético de alopecia que permite detectar de forma precoz qué pacientes, tanto hombres como mujeres, están predispuestos a padecer calvicie común. Ofrecido en España por Svenson, el test determina la predisposición genética real a sufrir alopecia, analizando para ello parámetros distintos en hombres y en mujeres.

Este test genético capilar, que Svenson pone a disposición de sus clientes en cualquiera de sus centros,  se realiza a partir de una muestra de ADN extraída de la mucosa oral. Para someterse a esta extracción, basta con no fumar, beber o comer una hora antes del test. Una vez obtenida la muestra, ésta se envía a los laboratorios PharmaGenomics, en Estados Unidos. Los resultados están listos en aproximadamente dos semanas.

Hay que tener en cuenta que la alopecia se hace visible cuando se puede haber perdido hasta el 50 por ciento del cabello en la zona afectada, siendo entonces muy difícil la recuperación de todo el pelo. La gran ventaja de este test genético capilar es que permite detectar la calvicie común en estadios muy tempranos, algo muy importante ya que esta puede iniciarse incluso antes de que la alopecia se manifieste de forma evidente. Esta detección precoz permite iniciar un tratamiento cuando todavía hay posibilidades de que pueda producirse la regeneración capilar.

El test genético de alopecia también resulta muy útil en aquellos casos en los que se experimentan pérdidas de cabello y se necesita determinar las causas. En este sentido, la información aportada por el análisis genético puede ser de gran utilidad.

No obstante, hay que tener en cuenta que este test puede predecir la pérdida de cabello, pero no evitarla, ya que en la alopecia no sólo interviene la herencia sino que también están implicados otros factores como, por ejemplo, las alteraciones hormonales (menopausia, embarazo) en el caso de las mujeres.

Lo que sí supone es un avance revolucionario en la detección precoz de la calvicie común en aquellas personas que tienen una predisposición genética a padecerla, por lo que es un excelente punto de partida para establecer el tipo de tratamiento más adecuado a cada problema.

 

Compartir →