A partir de ahora cualquiera que lo deseé podrá saber si ha heredado el gen de la alopecia androgenética (calvicie común)

• Analizando el gen del receptor androgenético se consigue detectar la predisposición genética de hombres y mujeres a desarrollar calvicie común
• “Si el test confirma que no hay riesgo, podremos despreocuparnos de la calvicie común y si detecta que sí lo hay, el tratamiento será mucho más eficaz al comenzarlo tempranamente”
• Para cuando la pérdida del cabello se hace visible ya se ha perdido hasta un 50% del pelo
• Este test, avalado por la American Hair Loss Association, ha sido desarrollado en colaboración con algunos de los investigadores genéticos de mayor prestigio internacional.


¿Me quedaré calvo? ¿Me quedará calva? Esta pregunta que se hacen a diario miles de personas deja a partir de ahora de ser una incógnita gracias al primer test genético de detección de la calvicie común que Svenson ha presentado esta mañana en rueda de prensa en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Este test detecta, tras analizar una muestra de ADN obtenida mediante un sencillo frotis bucal, la predisposición genética de cualquier persona a desarrollar calvicie común. 

El Dr. Víctor Salagaray, director médico de Svenson, ha asegurado: “Nos encontramos ante un avance revolucionario. A partir de hoy, gracias al test genético que Svenson presenta, se va a poder detectar de forma precoz a los pacientes predispuestos a sufrir calvicie común. Esta prueba nos permite adelantarnos a la pérdida del cabello. Ofreciéndonos la información antes incluso de que aparezcan los primeros síntomas de caída”.

La alopecia androgenética, o calvicie común, afecta al 50% de los varones, y al 40% de las mujeres, mayores de 50 años. En el caso de las mujeres esta caída capilar suele pasar más desapercibida ya que se comporta de manera diferente a como lo hace en los hombres y, aunque deja el cuero cabelludo con pelo escaso, en raras ocasiones llega a dejar zonas totalmente despobladas.

En los hombres el test busca en el gen receptor de andrógenos (AR), que se encuentra en el cromosoma X, dos tipos de variantes concretas: G y A. Los hombres que tienen la variante G, Single Nucleotide Polymorphiism (SNP) rs 6152, son considerados de alto riesgo ya que tienen más del 70% de posibilidades de sufrir calvicie común, mientras que los que tienen la variante A son considerados de bajo riesgo al tener menos de un 15% de posibilidades de perder el pelo.

En el caso de las mujeres este test determina la longitud del trinucleótido CAG del alelo corto del cromosoma X del gen del receptor de andrógenos. Las mujeres con una longitud mayor tienen menor riesgo de desarrollar alopecia androgenética, mientras que las que tienen una longitud menor tienen un altísimo riesgo de desarrollar calvicie común ya que hasta el 97,7% de ellas puede desarrollarla. 

Hasta ahora el único modo de detectar este tipo de calvicie era la observación y para cuando la pérdida capilar se hacía visible ya se ha perdido hasta el 50% del cabello. Por este motivo, la principal ventaja de este test es la identificación temprana de la calvicie común, ya que esta se produce incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas.

“El diagnóstico de la calvicie común se produce a menudo cuando ésta ya está avanzada y el pronóstico se empobrece porque los tratamientos que se establecen cuando el cuadro está evolucionado, son menos eficaces. El cabello puede mantenerse, e incluso recuperarse en parte, siempre que el tratamiento se instaure con prontitud. Un cabello atrófico es como una planta muerta: por más que la reguemos no resucitará” ha asegurado la Dra. Aurora Guerra, Presidenta de la Sociedad de Dermatología de la Comunidad de Madrid y Jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid. 

Para realizar esta prueba basta con acercarse a cualquiera de los centros Svenson de toda España y solicitarlo. Para la correcta toma de muestras de ADN es necesario no haber fumado, ni comido, ni bebido durante la hora previa a la realización del frotis bucal. Una vez obtenida la muestra ésta se envía a los laboratorios de PharmaGenomics en Estados Unidos donde se realiza el análisis y pasadas dos semanas ya se pueden recoger los resultados en el centro Svenson en el que se haya realizado la prueba. 

La observación de la calidad del pelo de los familiares directos (padre, madre o abuelos) aunque puede ser orientativo, no es un elemento clave para detectar la calvicie común debido a que ésta tiene un componente multigénico y a que las alteraciones genéticas que se producen en el gen del receptor androgenético pueden permanecer ocultas, saltarse generaciones, o sucederse sin interrupción. Este test también es especialmente interesante para aquellas personas que estén sufriendo pérdida de cabello y necesiten acotar las causas de la misma, como suele ser frecuente en las mujeres.

Esta prueba, también llamada Test Hair DX, ha sido desarrollada por PharmaGenoma, Inc, una de las principales compañías de genética a nivel mundial. El equipo de gestión de HairDx está formado por algunos de los más importantes investigadores genéticos a nivel mundial como Doron Lancet, director del Centro del Genoma Humano en el Instituto Weizman, o Elon Prass, director del Instituto de Genética Humana en el Centro Médico Sheba de Israel. También forman parte de su Consejo Médico Asesor la directora del Centro de Investigación del pelo en UCSF, en San Francisco, la Dra. Vera Price, o el profesor emérito de la Universidad de Hiroshima el Dr. Katsutoshi Yoshizato.
Fuente: El Mundo: Svenson

 

Etiquetado con →  
Compartir →