CepilloSe puede decir que la alopecia femenina es al cabello lo que las arrugas al rostro, es decir, se trata de una de las huellas físicas del proceso de envejecimiento. Por suerte, cada vez hay más opciones de tratamientos para el pelo que se encuentra en esta etapa, de tal forma que es posible frenar  la caída, minimizar los efectos de la alopecia en la menopausia y, en definitiva, plantar cara al proceso de envejecimiento capilar.

En el caso concreto del cabello, la alopecia en la menopausia es un signo evidente de las alteraciones hormonales que se desencadenan en el organismo femenino a partir de los 40-45 años. A esto hay que unir los efectos que ya de por sí el proceso de envejecimiento deja en el cabello: además de las canas (que no siempre están directamente relacionadas con la edad), con los años el pelo se va volviendo más débil y fino, especialmente en zonas como las sienes y la coronilla. Además, y también como consecuencia de la combinación de factores hormonales y los efectos del envejecimiento, el ritmo de crecimiento del cabello se ralentiza. El resultado es un cabello pobre, desvitalizado, sin volumen y, en algunos casos, el inicio de la alopecia femenina.


Es muy importante que, en cuanto se comiencen a apreciar estos síntomas de alopecia femenina y pérdida de juventud del cabello se empiecen a utilizar productos específicos y tratamientos para el pelo que le devuelvan la vitalidad y un aspecto saludable. Los champús específicos antiedad, por ejemplo, contienen ingredientes que aportan un plus de volumen y proporcionan una mayor densidad a los cabellos, “adelgazados” como consecuencia del paso del tiempo y los cambios hormonales. También se recomienda el uso de lociones vitalizadoras, que estimulan y revitalizan el ciclo vital del cabello, potenciando el funcionamiento de las células del cuero cabelludo.

Muchas mujeres experimentan una mejora del estado de su cabello mediante la ingesta complementos a base de aminoácidos y vitaminas como la A, la E y las del grupo B.

Existen soluciones específicas de Svenson para mujeres, destinadas a frenar la alopecia femenina y “disimular” sus efectos. Para ello, los profesionales de esta firma ofrecen un diagnóstico personalizado  después del cual aplican tratamientos cosmetológicos para el pelo a medida, complementados con productos de higiene capilar y aparatología.

Para los casos de alopecia femenina importante, una de las soluciones más efectivas es la aplicación de minoxidil, un fármaco de uso tópico capaz de revertir el proceso de caída capilar  y que, en el caso de las mujeres, ha demostrado una eficacia de entre el 40 y el 50% a los cuatro meses de tratamiento. Los profesionales en tratamientos para el pelo deben recomendar cuál es la solución más adecuada a cada caso de alopecia femenina. 

Foto: BurningQuestion

Compartir →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *