Recientes estudios han confirmado que siete de cada diez españoles padecen de alopecia. En Tratamiento Svenson hace tiempo que venimos publicando artículos que informan acerca de las posibles soluciones capilares disponibles en el mercado como también sobre los nuevos descubrimientos científicos en el ámbito capilar. 

A la hora de encontrar soluciones capilares contra la caída de pelo surgen dudas en relación al tipo de tratamiento a seguir. La información es variada, y el mercado muy amplio, pero comencemos con los principales medicamentos capilares: el finasteride o propecia y el minoxidil. En esta ocasión, Svenson se centrará en el finasteride para conocer sus características y alcances a la hora de realizar un tratamiento capilar anti caída de pelo. 


La alopecia androgenética o genética encuentra su causa principal en una predisposición genética de carácter hereditario, ésta determina la alteración de los bulbos capilares. Este tipo de alopecia es más común en los hombres, aunque también puede afectar a mujeres, y se manifiesta de diferentes formas (entradas, leves calvicies localizadas, o alopecia total dejando al descubierto la parte superior de la cabeza). Según estadísticas, la alopecia androgenética es más común a partir de los 25 años, empeorando con los años. Sin embargo se han detectado alopecias prematuras en jóvenes de 16 y 17 años. 

El finasteride, que en farmacia se vende como propecia, es un derivado no hormonal de los corticosteroides. El uso de este tipo de medicamento puede llegar a ser efectivo dependiendo del tipo de alopecia y grado de avance de la misma. La efectividad recae en que el finasteride consigue inhibir la actividad de la 5-alfa-reductasa causante de la caída de pelo. 

El finasteride no es efectiva en casos de alopecia total o de importante avance ya que la recuperación del pelo es imposible ante la inexistencia de bulbos capilares sanos. Por ello es muy importante detectar este tipo de problema capilar a tiempo, para evitar que la caída de pelo y alopecia sea irremediable. 

Este medicamento, el finasteride, es ideal para alopecias intermedias y leves, y se prescribe para hombres menores de 40 años. Es importante destacar que el uso prematuro de este producto es contraproducente, y que todo tratamiento capilar con finasteride debe seguir las indicaciones de un médico. 

Para conocer más información acerca de los problemas capilares y soluciones capilares, entra en Svenson.

Etiquetado con →  
Compartir →