La aplicación del plasma rico en plaquetas para el cabello ha supuesto una de las mayores novedades en el tratamiento de la alopecia en los últimos tiempos. Esta técnica, que se aplica ya con éxito en áreas de la Medicina como por ejemplo la Traumatología, se basa en las propiedades regenerativas que tiene el plasma sanguíneo y más concretamente uno de sus componentes, las plaquetas. Estas plaquetas son las células del cuerpo que tienen una mayor proporción de factores de crecimiento, lo que hace que cuando se inyectan en alguna parte del organismo (en este caso, el cuero cabelludo) inicien por sí mismas un proceso de regeneración.

Los efectos que el PRP Svenson produce en el cabello vienen avalados por investigaciones científicas previas en las que se ha demostrado que la aplicación del plasma rico en plaquetas para el cabello contribuye al crecimiento y a la estimulación capilar. Concretamente, esta técnica produce, en los casos de alopecia androgenética, un aumento de los pelos en fase anágena (de crecimiento); mejora el metabolismo y el estado de la cutícula capilar, sobre todo en el caso del cabello distrófico; y consigue un incremento de la densidad del cabello de la zona afectada cuando se trata de alopecia areata.

Tal y como queda patente en estas fotos de una de las pacientes de Svenson en las que se aprecia el antes y el después de la aplicación del plasma rico en plaquetas, el mayor engrosamiento del cabello y la mejora de la calidad del pelo es más que evidente.

 

Prp-svenson-antes(1)

                                                                                    

Se aprecia una evidente pérdida de cabello y una abundante zona de “claros” en el cuero cabelludo de la paciente.

 

   Prp-svenson-despues(1)

Seis meses después de la aplicación del plasma rico en plaquetas, el estado del cabello ha mejorado de forma notable y el aumento de la densidad capilar es más que evidente, quedando la zona anteriormente despoblada prácticamente cubierta de cabello.

El número de sesiones que componen este tratamiento son cuatro y la duración total del mismo es de ocho meses, a lo largo de los cuales se distribuyen sesiones alternas de PRP y mesoterapia, según el siguiente patrón: la primera sesión, PRP; al mes siguiente, mesoterapia; seis meses después, PRP; y en la última sesión (ocho meses después del inicio del tratamiento), mesoterapia.

En cuanto a la técnica, consiste básicamente en aplicar en el cuero cabelludo microinyecciones de plasma que previamente ha sido extraído del propio paciente. Este plasma se centrifuga con el objetivo de aislar el PRP, que es el que luego se va a aplicar en el cuero cabelludo, con el objetivo de que llegue directamente al folículo piloso, contribuyendo así a la regeneración del cabello.

Para potenciar los resultados del PRP en el pelo, el tratamiento se complementa con la aplicación a través de mesoterapia de sustancias beneficiosas para el cuero cabelludo, como las vitaminas y el ácido hialurónico.

Más densidad capilar, menos signos de alopecia y una mejora importante del estado del cabello son, en resumen, los efectos de esta novedosa técnica capilar.

Ver más fotos reales de resultados de tratamientos Svenson

 

 

 


Compartir →