1834216786_a097e232c8_zCuestiones
estéticas aparte, en el año 2013 la alopecia cada vez más se considera un
factor a tener en cuenta como indicativo de cuestiones relacionadas con la
salud. De hecho, recientemente se han publicado los resultados de varios
estudios fruto de la intensa investigación
sobre alopecia
que se está llevando a cabo de un tiempo a esta parte y en ellos,  la
pérdida de cabello se perfila como un factor predictivo a tener en cuenta para
evaluar el mayor o menor riesgo de desarrollar determinadas enfermedades en el
futuro.

Así,
a principios de este año, la revista British
Medical Journal
publicó una revisión de varios estudios realizados sobre
este tema y cuyas conclusiones apuntaban en un mismo sentido:
la
calvicie masculina está relacionada con un incremento del riesgo de desarrollar
enfermedades cardiacas.
En concreto, los resultados de estas investigaciones demostraron que los hombres con
calvicie frontal y en la coronilla presentaban 
un 69 por ciento más de probabilidades de desarrollar una patología en
las arterias coronarias
  que aquellos
que no sufrían alopecia. También se constató que los que sólo sufrían pérdida
de cabello en la parte alta de la cabeza incrementaban este riesgo en un 52 por
ciento. La alopecia frontal era la que menor riesgo implicaba (un 22 por
ciento).
 

Ahora,
un nuevo estudio ha vuelto a relacionar
la calvicie masculina con el riesgo de padecer alguna enfermedad, concretamente
el cáncer de próstata
. Los resultados de una investigación realizada por
expertos del Centro de Epidemiología Clínica y Bioestadística de la Universidad
de Pensilvania (Estados Unidos), en hombres afroamericanos (que tienen un
riesgo más alto de desarrollar este tipo de cáncer y más del doble de
probabilidades de fallecer a causa de él que otros grupos de la población
norteamericana) demostraron que aquellos
en los que la pérdida de pelo se iniciaba a edades más tempranas, el riesgo de
padecer un cáncer de próstata era mayor
.
 

Los
autores de esta nueva investigación, publicada en la revista
Cancer
Epidemiology, Bionarker & Prevention,
demostraron que
los hombres afroamericanos con calvicie frontal tenían más del doble de
posibilidades de padecer un
cáncer
de próstata
avanzado, y esta asociación entre la
alopecia y la enfermedad era más evidente en aquellos que habían sido
diagnosticados de la enfermedad cuando eran menores de 60 años.

Otro dato interesante
arrojado por esta investigación: entre los hombres más jóvenes con cáncer de
próstata, los que presentaban calvicie frontal eran más propensos a tener
niveles elevados de antígeno específico prostático (un indicador de este tipo
de cáncer) en el diagnóstico.

Ante
estas evidencias, es importante recordar la necesidad de consultar con el
especialista ante los primeros signos de alopecia, sobre todo si estos se presentan
a edades tempranas, para que sea él quien determine la
causa de la pérdida de pelo y prescriba, si es conveniente, soluciones como el
minoxidil
para abordar el problema. 

 

FOTO: http://www.flickr.com/photos/henriquepix/1834216786/

Compartir →