La inquietud y el desconcierto son sensaciones frecuentes cuando se detectan los primeros síntomas de alopecia, sobre todo en aquellos hombres de edades más jóvenes, a los que les cuesta asumir que en un plazo más o menos corto de tiempo pueden lucir una cabellera poco o nada poblada (sobre todo si hay antecedentes familiares). Por suerte, empezar a notar unas entradas crecientes o zonas con menos pelo no es sinónimo de calvicie inminente, sino que hay tratamientos, como los de Svenson, que aplicados en estos primeros momentos son efectivos y consiguen frenar el problema.

Estos tratamientos –todos ellos disponibles en los Centros Svenson- tienen distintas finalidades, todas ellas dirigidas a mejorar el estado del cuero cabelludo y actuar frente a la pérdida de cabello desde sus inicios y a través de todos los frentes: prevención, corrección, estimulación, regeneración e higiene. Uno de los más novedosos es MxActive, basado en una técnica que permite la optimización de la aplicación (aumentando por tanto la efectividad) de minoxidil, uno de los dos fármacos (el otro es finasteride) aprobados actualmente para el tratamiento de la caída del cabello. Se trata de un medicamento de uso tópico especialmente indicado para el tratamiento de la alopecia androgenética, la alopecia areata y determinados problemas capilares. Con la técnica MxActive se utilizan compresores de aire que, aplicados sobre el cuero cabelludo, propulsan el medicamento, consiguiendo una mayor absorción.

También hay una serie de tratamientos enfocados al diagnóstico de la alopecia. Uno de ellos, el Test de Respuesta a Minoxidil, aporta una información muy valiosa ante los primeros signos de este problema. Se trata de una prueba que tiene como objetivo pronosticar el grado de respuesta de cada paciente al tratamiento con este fármaco. Para ello, se analizan tres cabellos obtenidos del cuero cabelludo que se encuentren en la fase de crecimiento (anágena) y en los que el bulbo capilar sea visible, para buscar en ellos la presencia de una enzima, la sulfotransferasa, que determina si la aplicación del minoxidil va a ser efectiva en este paciente o, por el contrario, no está indicado en su caso.

El láser es una tecnología que ha demostrado ser muy efectiva en el campo de la salud capilar, ya que tiene un efecto biológico muy positivo, “reactivando” muchas funciones orgánicas. En los Centros Svenson se utiliza la terapia láser de baja intensidad en dos de sus tratamientos: el Peine Láser HairMax Luz 9 y el casco láser. El primero consiste en un peine dotado de 9 diodos láser independientes que actúan sobre el cabello y el cuero cabelludo, con el objetivo de prevenir la caída en épocas puntuales como periodos de estrés o cambios estacionales. Por su parte, el casco láser es un aparato portátil que actúa aplicando simultáneamente diodos láser sobre todo el cuero cabelludo. Se puede combinar con otros tratamientos anticaída y también es útil en los pacientes sometidos a un microinjerto, para favorecer el crecimiento de los implantes.

 

Compartir →