2890648886_66607a4fd4El
tratamiento de la alopecia y las soluciones para recuperar el pelo perdido
están en continua evolución, lo que supone una excelente noticia para las
personas que se tienen que enfrentar a este problema. Entre las estrategias más
punteras en este sentido se encuentra la aplicación del plasma rico en
plaquetas
en el cabello y el tratamiento capilar con células madre.

El
plasma
rico en plaquetas
es una técnica que se basa en la
aplicación de forma intradérmica de PRP (plasma rico en plaquetas) en la zona
del pelo (esto es, en el cuero cabelludo) con el objetivo de activar las
funciones de un tipo de célula concreto, el fibroblasto, que es la encargada de
determinar la estructura y la calidad de la piel. Los beneficios que se
obtienen se deben a que las plaquetas son las células corporales que cuentan con una mayor proporción de factores de crecimiento, de ahí
que cuando se inyectan en algún tejido del organismo, inicien por sí mismas un
proceso de regeneración. Con dicha técnica seleccionamos aquella fracción del
plasma sanguíneo que contiene una alta proporción de plaquetas. A su vez, las
plaquetas, son unas células sanguíneos con alta cantidad de factores de
crecimiento, cuya propiedad es la de estimular la regeneración celular y la
revitalización de la piel.

Esta técnica se aplica habitualmente en los centros y clínicas de
estética, ya que ha demostrado su efectividad en la mejora del aspecto del
cutis y más concretamente en la disminución de los signos de envejecimiento.
También se emplea en el campo de la traumatología para la regeneración de
tejidos ligamentosos. En el caso concreto de la
utilización del PRP para recuperar el pelo perdido, según los datos contenidos
en la publicación Bioestimulación
con plasma rico en plaquetas para el tratamiento de alopecias

del doctor Sabatino Papandrea, en International
Journal of Cosmetic Medicine & Surgery
, tras tres sesiones de tratamiento, el PRP en el pelo demostró
conseguir un aumento del espesor en la zona que presentaba alopecia
areata
, el incremento del porcentaje de cabellos que se encuentran en fase de
crecimiento (anágena) en la alopecia
androgenética, y una notable mejoría del metabolismo de la cutícula del cabello
en los casos del cabello distrófico.

Se trata de una
técnica ambulatoria; las plaquetas proceden de la sangre del propio paciente y
el número de sesiones necesarias dependen de cada caso en concreto
.

Otra de las
técnicas punteras, ésta aún en fase de investigación médica, es el tratamiento
capilar con células madre
. Los potenciales efectos favorables de la
aplicación de las células madre dérmicas (de la piel y del cuero cabelludo) en
el proceso de recuperar pelo han sido analizados en una investigación llevada a
cabo por expertos de la Universidad Rockefeller y cuyos resultados fueron
publicados en la revista Cell. Este estudio, llevado a cabo en ratones,
demostró que estas células, cuando son cultivadas en laboratorio, tienen la
capacidad de regenerar la piel y el cabello. En el caso concreto del
tratamiento para recuperar el pelo perdido, estas células
madre
podrían crear nuevas células capilares y restaurar aquellas que hayan
muerto, contrarrestando así los efectos de la caída del cabello.

Se abre por tanto
un más que esperanzador panorama de futuro para el tratamiento de la alopecia,
un campo en el que actualmente se están llevando a cabo numerosas investigaciones.

FOTO: http://www.flickr.com/photos/andrea_scauri/2890648886/

 

Compartir →