Pelucas-svensonLos avances en el abordaje del cáncer han sido muchos y muy importantes en los últimos tiempos, y cada vez son más los pacientes que se salvan gracias a los dos tratamientos que se utilizan para esta enfermedad: la quimioterapia y la radioterapia. Sin embargo, y aunque hay actualmente muchas líneas de investigación en este sentido, estas terapias tienen muchos efectos secundarios y entre ellos destaca, no por su gravedad o importancia sino por el impacto psicológico que tiene en los pacientes, la pérdida de pelo.

El hecho de perder pelo por cáncer está motivado por los efectos que estos tratamientos tienen sobre el cuero cabelludo. La quimioterapia, al actuar sobre el ciclo celular de las células cancerígenas, puede afectar a otras células “sanas”, entre ellas las de los folículos pilosos; mientras que la radiación que supone el tratamiento con radioterapia, a su paso por las diferentes capas de la piel, puede lesionar otras células entre ellas, también, estos folículos. Como consecuencia de esto, el cabello se cae (suele hacerlo entre la segunda y tercera semana de tratamiento), para después volver a salir normalmente, aunque en ocasiones el nuevo pelo puede presentar diferencias de color o tonalidad.

En estos casos resultan muy útiles soluciones temporales como las pelucas que ofrece Svenson para enfermos de cáncer. Estas pelucas oncológicas se caracterizan por aunar los dos requisitos que son fundamentales para estos pacientes: aspecto natural y comodidad. Lo primero se consigue gracias al material con el que están elaboradas, cabello 100 % natural (o sintético, si se prefiere), con un contorno recortable para poder conseguir la naturalidad en la línea de nacimiento del cabello y la zona de las patillas. Además, al ofrecer una amplia variedad de colores, permite adaptarlas a todos los estilos. Los expertos recomiendan elegir una del mismo color y textura que el cabello natural y empezar a utilizarla antes de perder totalmente el pelo, para que así el cambio de aspecto (algo que afecta especialmente a estos pacientes) sea el mínimo.

En cuanto a la comodidad, estas pelucas están elaboradas con materiales de primera calidad y disponen de una base fina, transparente y transpirable, que se ajusta perfectamente a la piel. Tienen unas varillas metálicas extraíbles en la zona de la nuca y las patillas, lo que permite llevarlas puestas incluso durante las pruebas médicas magnéticas.

El hecho de mantener en la medida de lo posible el aspecto habitual a pesar de los efectos secundarios del tratamiento de la enfermedad es algo que tiene un efecto muy positivo en el estado de ánimo de estos pacientes, un aspecto muy importante y que tiene su incidencia en la forma en la que éstos sobrellevan la enfermedad, algo que han comprobado de primera mano los responsables de Svenson a través de los más de 1.000 pacientes oncológicos (un 40% de ellos, mujeres menores de 50 años) que han acudido a sus centros en los últimos años.

Svenson ofrece pelucas de pelo natural con un descuento especial para cualquier persona bajo tratamiento oncológico. Además, existen descuentos permanentes para quienes pertenecen a las asociaciones contra el cáncer con las que Svenson mantiene acuerdos.

Compartir →