Junto con Finasteride, Minoxidil es en la actualidad el medicamento cuyo uso está autorizado para el tratamiento de distintos tipos de alopecia (androgenética, areata) y de algunos problemas capilares, siempre bajo prescripción médica. Se trata de una loción de uso tópico que se aplica (una o dos veces al día, según cada paciente y en función de las recomendaciones del especialista) sobre las zonas del cuero cabelludo que están afectadas por la pérdida de cabello. El fármaco actúa estimulando el crecimiento de los folículos pilosos ya que, debido a su acción vasodilatadora, incrementa el flujo sanguíneo, lo que favorece la correcta formación y crecimiento del nuevo cabello.

La eficacia de este fármaco en la prevención y el tratamiento de la alopecia está ampliamente demostrada. Por regla general, y en función del tipo de alopecia y de si se usa en combinación con otros medicamentos y tratamientos, los resultados pueden empezar a observarse aproximadamente a los 3 meses  de haber iniciado su utilización, recomendándose mantener el tratamiento durante 2 años, sin interrumpirlo de manera abrupta, ya que puede aparecer un efecto rebote (pérdida de cabello).

Pero, ¿qué ocurre en aquellos pacientes que se han sometido a una intervención de microinjerto?, ¿cuál es la eficacia de Minoxidil en estos casos? Todo depende de las características de cada persona y también del tipo de alopecia que presente. En algunos casos, el experto puede recomendar aplicar el fármaco pasados unos 15 días de la intervención. Otra opción es someterse al Tratamiento Mx Active, que se realiza en los centros Svenson, una vez haya transcurrido un mes desde la realización del microinjerto, para así potenciar los efectos de esta intervención.

El principal objetivo de este tratamiento es aumentar la eficacia del Minoxidil, optimizando la forma de aplicación y, por tanto, la acción de este fármaco sobre el cuero cabelludo. Y es que teniendo en cuenta el área de actuación de este producto, una zona con abundantes vasos sanguíneos, es muy importante cómo aplicar Minoxidil.

Para conseguir este efecto, el Tratamiento Mx Active utiliza compresores de aire, unas herramientas que permiten propulsar el medicamento de forma precisa en la zona a tratar. Para ello, ejercen una presión que, a su vez, producen unas microaperturas en el cuero cabelludo. De esta forma, los principios activos de Minoxidil penetran mejor y llegan a una mayor profundidad. Se ha demostrado que este tipo de aplicación favorece que el fármaco se metabolice mejor, incremento por tanto su efectividad.

Independientemente de que se use como tratamiento de la alopecia o como técnica complementaria después de un microinjerto, Mx Active está recomendado tanto para hombres como para mujeres. Se puede usar solo o en combinación con otros tratamientos (aunque para garantizar su total efectividad, se aconseja complementarlo con la aplicación tópica de Minoxidil a domicilio), con una periodicidad recomendada de una sesión cada 15 días.

 

 

Compartir →