Favorecer el riego sanguíneo en el cuero cabelludo

Existen diversas técnicas y tratamientos que ayudan a la microcirculación del cuero cabelludo, que van desde masajes realizados con las yemas de los dedos a la utilización de aparatos de alta tecnología. Entre las más usadas se encuentran:

Masajes

Los masajes capilares son una de las técnicas que ayudan a estimular el riego sanguíneo que, si se aplican periódicamente, contribuyen a que el cabello se  mantenga  saludable y a su vez se pueda prevenir su caída. Se pueden realizar con las manos de forma mecánica, ejercitando movimientos circulares, de forma lenta y ejerciendo presión sobre la zona que se masajeada.  

Ozonoterapia

Se utiliza ozono como agente terapéutico, que funciona como agente oxigenante, antioxidante y regenerador aumentando la capacidad de la sangre para producir enzimas y reactivar las células de crecimiento.

Lámpara de infrarrojos



Su función principal es dilatar los poros gracias al calor que desprende. Esto ayuda a que los nutrientes que se utilizan penetren mejor en el cuero cabelludo.

Láser

La técnica Láser mejora la circulación, aumentando el aporte de nutrientes a las células y mejorando los tejidos tratados. Consiste en la estimulación del cuero cabelludo. El especialista aplica bajos niveles de láser, con el propósito de estimular la circulación de la sangre en los folículos pilosos.

Los centros Svenson ofrecen en toda España estos tratamientos entre otros, diseñados de forma personalizada para quienes presenten problemas de nutrición y caída del cabello. En su sitio web puede obtenerse toda la información acerca de la variedad de tratamientos capilares que sus especialistas podrán ofrecer para cada caso de pérdida de pelo.

Compartir →