2654519854_8d9b573917_zLa
oferta de tratamientos capilares destinada a prevenir, tratar o frenar la caída
del cabello es cada vez más amplia, pero: ¿funcionan
realmente estos productos?, ¿cumplen todo lo que prometen?, ¿son igual de
eficaces en todas las personas?, ¿los efectos son visibles?…
Estas y
otras preguntas similares son frecuentes entre las personas que se plantean
poner solución a sus problemas de caída de cabello. Y es algo normal, teniendo
en cuenta que hay algunas “falsas promesas”, distribuidas por canales no
profesionales, que suponen un auténtico fraude en este sentido.

Por
eso, la primera premisa antes de iniciar
cualquier tipo de tratamiento para combatir la alopecia es ponerse en manos de
profesionales y expertos en la materia, para que sean ellos quienes asesoren
sobre cuál es la mejor opción
entre la oferta existente teniendo en cuenta
aspectos como el tipo de caída del cabello, la edad y las peculiaridades del
paciente, etc.

Los
tratamientos de Svenson para la alopecia incluyen los productos y
soluciones más eficaces y novedosas y cuentan además con este aval profesional
tan necesario para que el proceso sea exitoso. Uno de los
tratamientos más demandados es
minoxidil,
una loción de uso tópico que actúa en dos sentidos: favorece el crecimiento de
nuevo cabello y contribuye a recuperar el pelo perdido. Estos efectos se deben
al efecto vasodilatador de este fármaco, que incrementa el flujo sanguíneo.
Tanto los estudios realizados sobre este tratamiento como los resultados
obtenidos desde que comenzó a utilizarse son la mejor garantía de su
efectividad.
 

Lo
mismo ocurre con el otro fármaco aprobado para el tratamiento de la alopecia,
finasteride,
un
medicamento recomendado la
alopecia androgenética en hombres, que se administra de forma oral y cuyo
principal efecto es la inhibición de la atrofia del folículo piloso,
responsable de la caída del cabello. Está especialmente indicado para los casos
de alopecia androgenética. Se debe tomar diariamente y sus resultados son
visibles a los 3-6 meses del inicio del tratamiento.

Una
de las soluciones más novedosas para la caída del pelo es el tratamiento basado
en la aplicación de
plasma
rico en plaquetas para el cabello
, una técnica que
consiste en la aplicación de microinyecciones en el cuero cabelludo de este
tipo de plasma, procedente de la sangre del propio paciente, el cual, al llegar
al folículo piloso, contribuye a la regeneración del cabello. Las plaquetas son
las células del cuerpo que cuentan con una mayor proporción de factores de
crecimiento, razón por la cual al inyectarlas en algún tejido del organismo (en
este caso, el cuero cabelludo), inician de forma natural el proceso de generar
o regenerar el mismo tejido. Su utilización en el abordaje de la alopecia ha
demostrado, entre otros efectos, un aumento del número de cabellos en fase
anágena (de crecimiento) y una importante mejoría en el metabolismo de la
cutícula capilar.

 

FOTO:
http://www.flickr.com/photos/derek7272/2654519854/

Compartir →