6829503507_75d8670f40_z¿Frenar la alopecia?, ¿recuperar el pelo perdido? Es posible gracias a un producto que se ha consolidado como una de las dos opciones farmacológicas (la otra es el finasteride) para tratar con eficacia el tema de la caída capilar: minoxidil. Se trata de una loción de uso tópico que a través de numerosos estudios ha demostrado su eficacia en la prevención de la alopecia y, más concretamente, en frenar la caída del cabello. A pesar de que lleva ya muchos años introducido en el mercado y que el número de personas que lo utilizan es muy elevado, hay una serie de aspectos que es necesario conocer sobre este fármaco, su uso, los resultados que proporciona y, también, el potencial que ofrece en lo que a formas de aplicación se refiere:

1-La utilización de este fármaco siempre debe estar prescrita por el especialista. Minoxidil está especialmente recomendado en los casos de alopecia androgénica, alopecia areata y en determinados problemas capilares. Este producto está contraindicado en caso de que se padezcan enfermedades como cardiopatías e hipertensión y en los casos de afecciones en el cuero cabelludo.

2-Su forma de uso es muy sencilla: se aplica directamente sobre las áreas del cuero cabelludo afectadas por la alopecia (éste tiene que estar seco) una o dos veces al día, dejando pasar 8 horas entre cada aplicación. Los resultados suelen ser visibles aproximadamente a los tres meses de iniciado el tratamiento.

3-Aunque su uso es relativamente seguro, hay que tener en cuenta que, como ocurre en la mayoría de los fármacos, se puede hablar de algunos efectos secundarios de minoxidil, producidos la mayor parte de las veces por abusos en la dosis aplicada. En estos casos, pueden producirse irritaciones, inflamaciones, alergias, taquicardias, mareos y visión borrosa. Si se produce alguno de estos síntomas hay que acudir inmediatamente al médico.

4-Los últimos avances han permitido optimizar la utilización de este producto, precisando qué pacientes van a responder favorablemente al tratamiento y en cuales no tiene sentido utilizar este fármaco.  Ello es posible gracias al test de respuesta a minoxidil, una prueba diagnóstica que permite detectar los niveles de una enzima que se localiza en el cuero cabelludo, la sulfotransferasa, que es responsable de la conversión de minoxidil en sulfato de minoxidil, que es su principio activo. En aquellas personas en las que los niveles de esta enzima no es lo suficientemente elevado, el fármaco no resulta efectivo, por lo que no se recomienda su utilización.

5-Otra de las novedades relacionadas con minoxidil es la posibilidad de potenciar sus efectos mediante la utilización de un compresor de aire que ejerce una presión sobre el cuero cabelludo favoreciendo las microaperturas y propiciando así que el producto penetre a más profundidad y, por tanto, su efectividad sea mayor. Se trata del sistema Mx Active, que se completa con la aplicación tópica de minoxidil a domicilio.  

 

FOTO:  Victor 1558

Compartir →