ESCALA_NORW-HAMLa caída del pelo y los tipos de calvicie han sido desde siempre objeto de estudio por parte de los expertos.

Fruto de estas investigaciones son las distintas escalas que permiten clasificar el grado de calvicie.

Estas escalas, que se aplican a calvicie tanto masculina como femenina, son fundamentalmente dos: la de Norwood-Hamilton, o Hamilton y la de Savin.

El creador de la escala fue el doctor James Hamilton, quien en el año 1951 presentó las conclusiones de un estudio en el que investigó a un amplio grupo de hombres, mujeres y niños.

En base a los resultados obtenidos en esta investigación, el experto  llevó a cabo una clasificación del estado del cuero cabelludo en distintos grados y sacó conclusiones muy significativas sobre los factores implicados en los tipos de calvicie y en su progresión.

Un cuarto de siglo después, ya en los años 70, el doctor O’Tar Norwood completó el trabajo realizado por su colega, incorporando algunas modificaciones sobre el modelo original. Así, por ejemplo, añadió cuatro grados más a los definidos por Hamilton.

La escala que se emplea en la actualidad es el resultado de la suma de ambos trabajos, de ahí que se la conozca como escala de Norwood, de Norwood-Hamilton o, simplemente, escala N (aunque a menudo se abrevia como escala NW), y se aplica fundamentalmente para determinar el grado de calvicie masculina en la alopecia androgenética.

Según la escala de Norwood-Hamilton, existen hasta siete grados o niveles de calvicie que van desde la pérdida mínima de cabello (tipo I) hasta el grado más agudo (tipo VII), caracterizado por una situación en la que queda una sola franja de cabello en forma de herradura (de oreja a oreja) en la parte posterior de la cabeza.

ESCALA_ SAVIN Entre estos dos extremos se van sucediendo distintos tipos de calvicie:

  • las entradas en las zonas laterales del área frontal (tipo II);
  • la que afecta a las zonas más posteriores del cuero cabelludo (tipo III);
    una fase más acentuada, en la que apenas hay cabello en la parte superior de la cabeza (tipo IV);
  • la fase en la que las áreas de calvicie aumentan su superficie (tipo V);
  • y el grado caracterizado por  la aparición de una gran zona calva que abarca el área central de la cabeza y que, además, aumenta hacia ambos lados y hacia la zona occipital (tipo VI).

La otra escala para determinar el determinar el grado de calvicie, y que se aplica en los casos de alopecia femenina,  es la de Savin. Fue creada en la década de los 90 por el doctor Savin, especialista de la Universidad de Yale, y a diferencia de otras clasificaciones similares, como la de Ludwig, mide, junto al grado de calvicie, el adelgazamiento del cabello.

La escala se basa en nueve imágenes en las que se va apreciando el avance de la caída del cabello en las mujeres, estableciéndose tres tipos de calvicie (I, II y II) en los que la caída pasa de ser mínima a considerarse notoria, y a los que se siguen una fase denominada “avanzada”, a la que llegan muy pocas mujeres y en la que la zona afectada carece prácticamente de cabello. También se incluye una etapa frontal, una variante en la que la caída del cabello en la zona frontal es muy intensa.


Compartir →