Muchas
mujeres confiesan que nunca han tenido el cabello en mejores condiciones
(volumen, brillo, manejabilidad….) que cuando estaban embarazadas. Y no se
trata de una percepción sino de una realidad fisiológica: los cambios
hormonales
que se producen durante la gestación (especialmente
la elevación de la hormona progesterona) se traduce en un pelo más lleno de
vitalidad. Esto es debido a la acción de esta hormona, que  altera el ritmo natural del ciclo capilar,
favoreciendo que éste permanezca más tiempo en la fase de crecimiento (anagen).

Sin
embargo, tras el parto, esta especie de “tregua placentera” que experimenta el
cabello a lo largo de nueve meses no solo se acaba sino que sus efectos
benéficos revierten en una serie de problemas, típicos de esta etapa y en la
mayoría de los casos transitorios, que suelen hacer necesario recurrir a tratamientos
para el pelo después del embarazo
.

El
problema más significativo al que se tiene que enfrentar el pelo después del
embarazo es la caída
. Además del parto (que no deja de
suponer un desgaste para el organismo), hay una serie de factores que
intervienen en el hecho de que entre los dos y los cuatro meses después de dar
a luz muchas mujeres experimenten una caída del cabello importante y, también,
notar una importante pérdida de volumen y de brillo. Detrás de todo ello se
encuentran, una vez más, las hormonas: la progesterona (cuyos niveles caen en
picado) y los estrógenos.

Hay
una serie de medidas
que se pueden poner en marcha para recuperar
el pelo después del parto
en estas situaciones. La
alimentación, por ejemplo, es muy importante en esta etapa: hay que asegurar el
adecuado aporte de vitaminas y minerales (especialmente el hierro, cuyos
niveles suelen descender durante el embarazo), no sólo para conseguir que la madre
tenga las suficientes reservas nutricionales, sobre todo si está dando el
pecho, sino también para reforzar la salud capilar
. También hay que
extremar todas las medidas de cuidado capilar: evitar tratamientos agresivos
(permanentes, derizados), minimizar el uso del secador, y utilizar productos
específicos anticaída, como los que Svenson
pone a disposición para las mujeres
.
 

Entre
los tratamientos para el pelo que las mujeres que están en el posparto pueden
encontrar en Svenson para recuperar pelo está un completo repertorio de champús
y lociones revitalizadoras, que estimulan el ciclo capilar, potenciando el
funcionamiento de las células del cuero cabelludo y combatiendo así ese periodo
de ralentización que experimenta el cabello en este momento.

De
todas formas, en la mayoría de los casos, pasados unos meses el cabello tiende
a volver a la normalidad, esto es, al aspecto y las características que tenía
antes del embarazo. Así que unas buenas dosis de paciencia nunca están de más…

 

Compartir →