La alopecia androgenética es la más frecuente; se presenta en hasta el 50 por ciento de los hombres en torno a los 50 años de edad y afecta a entre un 5 y un 10 por ciento de las mujeres. En
su aparición participan tanto factores hereditarios como hormonales (la acción de los andrógenos sobre los folículos pilosos). La alopecia androgenética puede empezar a manifestarse ya en torno a los 18 años, con un clareado de las sienes,  extendiéndose luego de adelante hacia atrás o por la frente. Suele acompañarse de hiperseborrea e incluso a veces de caspa grasa.

 


Teniendo en cuenta las causas que la originan, poco se puede hacer para prevenirla eficazmente, aunque todo aquello que sea bueno para el pelo puede mejorar el estado del cuero cabelludo y, por tanto, ralentizar su progresión. En cuanto al tratamiento contra la alopecia, se basa fundamentalmente en medicamentos que Svenson pone a disposición de sus clientes.

Ahora, un nuevo hallazgo llevado a cabo por expertos del departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina Cotsarelis, de la Universidad de Pensilvania (EEUU) y publicado en el Journal of Clinic Investigation ha abierto una nueva vía de investigación tanto para la causa de la alopecia androgenética como para el inicio de nuevas vías para el tratamiento contra la alopecia. Los autores del estudio han descubierto que el origen de este tipo de caída del pelo puede estar en el hecho de que las células madre responsables del folículo piloso se quedan “dormidas”, lo que a su vez produciría una reducción de estos folículos, que dan origen al cabello. “Antes creíamos que las células madre desaparecían, lo que haría muy difícil el tratamiento de la alopecia androgenética. Pero debido a que siguen estando presentes, existe la posibilidad de que podamos abordar este problema. Ahora que lo hemos identificado, podemos comprender mejor cómo hacer que una célula madre produzca y active estas células, y luego estaremos en capacidad de desarrollar nuevas formas de dar una solución a la caída del cabello”, explicó el doctor George Cotsarelis, coautor del estudio. Aún queda por determinar, sin embargo, porqué estas células madre “se duermen”.

Este estudio se ha centrado en hombres, pero está previsto que se complete con pacientes femeninas. Tal y como advierten los autores de la investigación, todavía queda un largo camino por recorrer y habrá que esperar un tiempo hasta que los resultados de este hallazgo se plasmen de forma efectiva en un nuevo tratamiento contra la alopecia.

 Mientras tanto, y en espera de esta futurible solución a la caída del pelo, la mejor forma de abordar la alopecia androgenética es seguir los consejos de los expertos de Svenson sobre la caída del pelo, asegurar al cabello y al cuero cabelludo todos los cuidados necesarios y elegir a los mejores profesionales a la hora de recurrir a medicamentos; en Svenson se pueden encontrar los más efectivos para el tratamiento de la alopecia, así como cualquier otro tipo de solución a la caída del pelo.

 

Compartir →