Sol, playa, mar, cambio en la alimentación… durante los últimos meses han sido las claves de las vacaciones, pero ahora con la llegada de septiembre no es difícil descubrir que también han sido los grandes agresores para el pelo.

El cabello vuelve de vacaciones y los efectos del síndrome postvacacional sobre él son claros: cabello seco y áspero, quebradizo o falto de brillo, son las principales manifestaciones del calor, la exposición continuada a la radiación ultravioleta o el salitre. Recuperar la belleza y salud capilar de nuestro cabello requiere una serie de cuidados especiales basados en tratamientos de nutrición que reactiven la vida de nuestro pelo.


Como paso previo a un tratamiento de nutrición el cabello requiere una limpieza capilar profunda, a través de la dilatación del poro, que elimine restos de salitre del cuero cabelludo y librarnos de las partículas nocivas que obstruyen los folículos. Tras ella, se procede a la estimulación folicular que aumenta el riego sanguíneo ayudando a que llegue más oxígeno a la papila.

Los tratamientos de nutrición se aplican tanto a nivel de cuero cabelludo con en la parte más interna de nuestro cabello para fortalecer el folículo y la fibra capilar.

Las técnicas para la nutrición capilar se aplican de forma combinada. Podemos destacar las siguientes:

  • Ozono

La ozonoterapia es la técnica que utiliza el ozono como agente terapéutico, que además es duradero en el tiempo. Entre sus beneficios podemos destacar:

  •  
    • Oxigenante: aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxigeno y estimula las enzimas que participan en su metabolización y la glicolisis (aprovechamiento de azúcares), fuente fundamental de la energía de las células.
    • Antioxidante: estimula todas las enzimas celulares antioxidantes que se encargan de eliminar los radicales libres y otros oxidantes peligrosos del organismo
    • Regenerador: es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejidos, por lo resulta de gran utilidad para prevenir y frenar procesos alopécicos.
    • Germicida: inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos.
  • Regenerador

Como consecuencia del efecto térmico que genera, se produce una vasodilatación en la zona tratada, aumentándose el riego sanguíneo y eliminándose los desechos a lo que hay que añadir el efecto antiinflamatorio, relajante y analgésico que produce.

  • Láser

Los tratamientos con rayos láser mejoran la circulación, aumentando el aporte de nutrientes a las células y mejorando los tejidos tratados. Estimula el crecimiento y renovación del pelo y su queratinización. Entre los beneficios más importantes del láser se pueden destacar los siguientes: reparación rápida de tejidos, rápida formación de colágeno, aceleración del sistema linfático, formación de nuevos capilares y aumento del flujo sanguíneo.

  • Alta Frecuencia

Este aparato se utiliza como elemento activo por sus efectos calmantes y antisépticos.

Los tratamientos nutritivos siempre se acompañan de principios activos que además de reactivar el cabello completan las carencias de vitaminas y nutrientes consiguiendo un equilibrio capilar perfecto.

Las sesiones necesarias y el precio final de estos tratamientos se adaptan a cada problema. En los Centros Svenson el diagnóstico capilar, la primera consulta y las tres primeras sesiones de tratamiento son gratuitos. Para informarte sólo tienes visitar cualquiera de los 44 centros Svenson repartidos por España.

Etiquetado con →  
Compartir →