Cartel1Aunque hoy por hoy supone la opción más efectiva para el tratamiento del cáncer, la realidad es que la quimioterapia tiene unos efectos secundarios importantes para las personas que padecen esta enfermedad, y el más evidente sin duda es la caída del cabello. La alopecia producida por los tratamientos oncológicos es uno de los aspectos más temidos por los enfermos de cáncer, no sólo por la trascendencia que esto tiene para su imagen sino también porque, en cierta medida, esta alopecia es la “cara visible” que anuncia a todo el mundo que se padece esta dolencia. 

Este temor a “lucir” la enfermedad es lo que hace que muchas personas se decidan a adquirir pelucas para oncología inmediatamente después de que se les comunique que van a ser sometidas a quimioterapia. Otras, sin embargo, optan por cubrir sus cabezas con gorros o pañuelos, pero el objetivo es el mismo: camuflar el hecho de perder pelo por el cáncer.

El impacto que esta circunstancia produjo en su mujer, la guionista Montse Gómez, fallecida a causa de esta enfermedad en noviembre del año pasado, es lo que llevó al director José Manuel Serrano Cueto a rodar el cortometraje “Pelucas”, una iniciativa que cuenta con el patrocinio de Svenson. “Me llamó mucho la atención la preocupación de mi mujer por su imagen, pero lo cierto es que cuando la quimio aparece físicamente, y el cáncer se hace visible para todo el mundo, no es baladí reflexionar sobre cómo se quiere uno mostrar en público e incluso para sí mismo, en la intimidad, ante el espejo”, señala el cineasta.

El corto, protagonizado por la actriz Lola Marceli, cuenta cómo una intérprete de teatro, tras terminar la representación de Lisístrata, se resiste a desprenderse de la peluca que lleva para caracterizar al personaje. ¿La razón? Está calva como consecuencia de un tratamiento de quimioterapia. “Mi personaje se da cuenta de que está viviendo un pequeño viaje dentro del largo viaje que es la vida, que le lleva a descubrir sus valentías y sus cobardías”, comenta Lola Marcelli. El corto, en el que también interviene la actriz Cuca Escribano, cuenta con el apoyo, además de Svenson, de la GEPAC (Grupo Español de Pacientes con Cáncer).

La iniciativa dispone de una página web (cortometrajepelucas.com), en la que es posible ver el tráiler del corto, y se completa con la puesta en marcha de la campaña #PontePeluca#PontePañuelo en Twitter, dirigida a difundir el corto y también a la venta de unas camisetas, cuyos beneficios están destinados a la Fundación Juegaterapia.

El patrocinio de esta producción se enmarca dentro del compromiso de Svenson con los enfermos de cáncer. Svenson aplica descuentos especiales para cualquier persona que se encuentre bajo tratamiento oncológico y descuentos adicionales para quienes pertenecen a las asociaciones contra el cáncer con las que Svenson mantiene acuerdos de forma permanente.

 

FOTO: http://www.cortometrajepelucas.com/wp-content/uploads/2013/12/cartel1.jpg

Compartir →