1467372337_bd7c85e763No
hay mejor garantía para lucir un pelo sano y bonito y, también, para frenar o
retardar su caída, que proporcionarle los cuidados adecuados. Y estos cuidados
pasan tanto por utilizar la cosmética que mejor se adapta a cada tipo de
cabello como por seguir una dieta y unos hábitos de vida lo más saludables
posible.

El
primer consejo
bueno
para el pelo
a tener en cuenta es  la importancia de un cuero cabelludo en
perfecto estado. Un cuero cabelludo sano y equilibrado se caracteriza por tener
un nivel de hidratación adecuado y por lucir un tono saludable, que es el
reflejo más evidente de que dispone de una correcta circulación sanguínea, lo
que a su vez asegura que el bulbo piloso de los futuros cabellos está
debidamente nutrido. Evitar tratamientos
agresivos como decoloraciones o permanentes, paliar los efectos negativos que
el uso del secador, las planchas y otras técnicas puedan producirle mediante la
aplicación de mascarillas y otros productos reparadores, y aplicar sobre la
zona un masaje capilar con frecuencia, para así reactivar la circulación, son
las mejores estrategias que disfrutar de un cuero cabelludo sano.

También
es muy importante
cómo
lavar el cabello
. La clave está en acertar con el
producto elegido: el champú (y otros cosméticos implicados en el proceso como
el acondicionador) deben estar adaptados al tipo de cabello que se tenga;
graso, seco, con caspa… La utilización de un producto inadecuado puede alterar
la película hidrolipídica por la acción de algunos tensioactivos (los agentes
de acción lavante presentes en los champús y que actúan eliminando
temporalmente la película protectora).
 

El secado del cabello
es un gesto que hay que cuidar especialmente, ya que puede resultar muy
agresivo para la salud capilar, sobre todo en lo que al estado de la cutícula
se refiere
. El abuso del secador y de las planchas alisadoras
está detrás de la mayoría de las melenas desvitalizadas, las puntas abiertas,
la sequedad excesiva, el encrespamiento… Lo más adecuado es limitar estas
técnicas, dejando secar el cabello al aire siempre que sea posible, después de
eliminar el exceso de agua con una toalla (sin frotar) y protegerlo mediante la
aplicación de serums y lociones termoprotectoras antes de someterlo a estas
técnicas.
 

El
cuarto consejo bueno para el pelo es
cepillarlo
correctamente
. La elección del peine o cepillo es
clave, así como la técnica empleada. Un cepillado de cabello demasiado intenso
o realizado con una herramienta no adecuada puede agredir la estructura capilar
en exceso, dejando el pelo desvitalizado y sin brillo.

Por
último, es importante estar pendiente de cualquier cambio que se produzca en el
cabello, sobre todo en lo que se refiere a un aumento de la caída. Problemas
como la alopecia se abordan mucho mejor cuándo se detectan de forma precoz.
Pedir
una cita
para recibir consejos por parte de un especialista
capilar en Svenson permite evitar que la caída de pelo vaya a más.

 

FOTO:
http://www.flickr.com/photos/desiitaly/1467372337/

 

Compartir →