La investigación científica dirigida a conseguir soluciones que permitan prevenir la alopecia y regenerar el cabello es continua e intensa. Afortunadamente, muchos de los estudios que se están llevando a cabo en este terreno comienzan a arrojar resultados más que esperanzadores y todo apunta a que muchos de los hallazgos científicos que se están obteniendo en los laboratorios tendrán en un futuro, más o menos próximo, una aplicación práctica en aquellas personas que tienen problemas capilares.

Entre los avances contra la alopecia en 2014 destacan los resultados obtenidos en una investigación llevada a cabo por expertos de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania y que sitúan a las células madre como un tratamiento de futuro para el pelo. Este estudio, denominado “Generación de células madre epiteliales foliculogénicas a partir de las células madre pluripotentes inducidas”, se basó en la utilización de un tipo de células existentes en la piel, los fibroblastos dérmicos. Mediante un proceso de laboratorio consistente en la adición de genes, estas células fueron transformadas en células madre (concretamente, en células madre inducidas pluripotentes), las cuales tienen la capacidad de transformarse en otro tipo de células. Concretamente, en esta investigación se obtuvieron a partir de ellas nuevas células epiteliales, un tipo de célula que está presente de forma natural en el organismo formando parte del tejido nervioso, muscular y conectivo y que también se encuentra en los folículos pilosos, que es donde se origina la formación del cabello.


Los autores de esta investigación trasplantaron las células a ratones y comprobaron cómo estas células madre fueron capaces de reproducir en los roedores folículos muy parecidos a los que se encuentran en el tejido humano, los cuales comenzaron a producir pelo. El siguiente objetivo de esta investigación pasa por conseguir reproducir este proceso en seres humanos.

Este hallazgo viene a completar los resultados obtenidos por estudios previos en los que se analizó el potencial de los cultivos celulares contra la alopecia. Uno de los más significativos en este sentido fue el realizado por científicos de la Universidad Rockefeller y que determinó que las células madre dérmicas, de la piel y del cuero cabelludo, poseen la capacidad de regeneración cuando son cultivadas en el laboratorio.

¿Cuál es el siguiente paso en esta búsqueda del potencial que tienen las células madre en la regeneración capilar? Tal y como explicó el doctor Xiaowei  Xu, uno de los responsables de la investigación de la Universidad de Pensilvania, ahora habría que conseguir crear otro tipo de célula que se encuentra en la segunda capa del cuero cabelludo, la papila dérmica, y que permitiría aplicar de forma práctica este descubrimiento en los pacientes con alopecia para solucionar así su problema. En este sentido, la investigación va por muy buen camino.

Compartir →