capsulas-svensonEl estado del cabello y nuestro estilo de vida están íntimamente relacionados. Factores como el estrés, los patrones de sueño, ciertos hábitos (alcohol, tabaco) y, sobre todo, el tipo de alimentación que se sigue, inciden directamente en el correcto funcionamiento y desarrollo del folículo piloso. Por esta razón, tan importante como asegurar al cabello unos cuidados externos (cosmética adecuada, evitar elementos agresores como el abuso del secador, planchas, etc) es “velar” por su salud desde el interior, reforzándolo con suplementos como las vitaminas para el pelo, que pongan solución a los déficits que pueda haber en el organismo.

Respecto al vínculo entre el pelo y la alimentación, se trata de un aspecto clave, puesto que los folículos pilosos necesitan determinados nutrientes, como las vitaminas y los oligoelementos, para poder formar nuevo pelo. Se sabe que la caída del cabello se puede acelerar como consecuencia de unas pautas de alimentación inadecuadas o desequilibradas, cuya consecuencia es el déficit de nutrientes como el zinc (las ostras, el germen de trigo y las semillas de calabaza son algunos de los alimentos que lo contienen en mayor cantidad), hierro (presente en hígado, berberechos, cereales integrales, lentejas, carnes rojas), la vitamina C (abunda en los cítricos y en las verduras de hoja verde) y las vitaminas del grupo B (carnes, pescado azul, lácteos, huevos…).

Sin embargo, no es fácil seguir una dieta que asegure el aporte adecuado de todos estos nutrientes, de ahí la necesidad de recurrir a complementos como las cápsulas anticaída que aportan todos esos nutrientes que el cabello necesita y que no consigue a través de la alimentación habitual. Esta solución se incluye dentro del repertorio de los productos Svenson. Se trata de Svenson Cápsulas Anticaída, recomendadas para todas aquellas situaciones en las que el cabello está más debilitado de lo normal, tanto en hombres como en mujeres, como consecuencia no sólo de carencias nutricionales sino también de distintas circunstancias (desequilibrios hormonales; épocas de estrés, tanto físico como psíquico; problemas de salud; hábitos inadecuados…).

Entre sus ingredientes incluyen el aceite de semillas de calabaza (rico en ácido oleico y ácido linoleico, muy importantes para la salud capilar), hierro, vitaminas B1, B2, B3, B5 y B8, zinc y lecitina de soja. La dosis recomendada es de una cápsula al día, preferiblemente por la mañana. Para que los resultados sean visibles hay que seguir el tratamiento como mínimo durante 12 semanas, tiempo necesario para que el aporte de estos nutrientes alcance las cantidades adecuadas para que el cabello vuelva a lucir un aspecto fuerte y saludable (hay que tener en cuenta que las células foliculares tardan alrededor de tres meses en regenerarse).

Estas cápsulas anticaída están especialmente recomendadas para las épocas en las que hay una mayor tendencia a la caída del cabello. Siempre deben consumirse como complemento a una dieta adecuada y a unos hábitos de vida saludables.

Compartir →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *