Mucha gente sufre de alopecia, pero ¿cuál es el factor de este fenómeno? Un grupo de científicos de la Universidad de Génova ha descubierto que el mismo gen que tiene como función prevenir el cáncer también es el que controla el crecimiento del cabello. Svenson te informa de este descubrimiento.

El gen se llama FHIT y es el responsable de defender al cuerpo contra el desarrollo de células cancerígenas. Sin embargo, después de un experimento efectuado en ratones, se ha descubierto que también controla el crecimiento del pelo. Este nuevo hallazgo permite nuevos desarrollos en el ámbito de terapias genéticas capilares.


El experimento se basó en alimentar a los ratones con el fin de evitar el desarrollo del gen FHIT, la consecuencia se hizo notar: al cabo de 200 días los animales fueron perdiendo el pelo hasta quedar totalmente calvos en la parte superior de la cabeza. Lo importante a destacar es que los machos padecieron una pérdida de cabello de forma más radical que las hembras.

Hasta el momento la deficiencia del gen FHIT era habitual en personas que se hallaban en una etapa inicial de cáncer de pulmón o gástrico. Las personas que no poseen la defensa de este gen, aunque no desarrollen cáncer, son más propensas a la pérdida de cabello.

Este descubrimiento abre las puertas a nuevas terapias genéticas capilares, mediante la innovación de algún tratamiento medicinal que potencie o facilite la fabricación de FHIT y así fortalecer el crecimiento capilar.

En la actualidad existen varios tratamientos capilares para frenar la caída del cabello. Consulte con un especialista para conocer la solución ideal para su pelo.

Etiquetado con →  
Compartir →