La destrucción de los folículos ya sea por problemas de desarrollo, quemaduras, presencia de tumores, dermatitis o infecciones provoca la denominada calvicie cicatrizal. Es necesario examinar el cuero cabelludo a fondo, incluso realizar una investigación sistémica para conocer las causas de la alopecia y determinar si es alopecia cicatricial. 

La alopecia cicatricial suelen verse un poco diferente de la alopecia areata en la que los bordes de los parches calvos se ven más "rasgados". Las zonas afectadas pueden ser lisas y limpias, o pueden tener enrojecimiento, una ampliación, aumento o disminución de la pigmentación, o ampollas de pus con líquidos procedentes de la zona afectada. 

A menudo, las primeras etapas de una alopecia cicatricial tendrá células inflamatorias alrededor de los folículos pilosos, lo que, muchos investigadores creen, induce a la destrucción de los folículos pilosos y el desarrollo de tejido cicatrizal. 

Los trasplantes capilares (transplantar los folículos) son la única solución en caso de alopecia cicatrizal.

Etiquetado con →  
Compartir →