La caspa es un mal que afecta a muchos. Si bien existen varios tratamientos y productos para combatirlo, hasta ahora no se conocía su estructura natural y genética. Ahora, un nuevo estudio revela su naturaleza y Svenson te lo cuenta.

Un equipo internacional de profesionales dirigidos por Thomas L. Dawson de la Universidad de Ohio (EEUU) en colaboración con expertos de la multinacional Procter & Gamble, han descubierto que el genoma de la caspa posee un tamaño menor al genoma humano (300 veces menor). El Malassezia globosa, hongo generador de caspa, está constituido por sólo 4285 genes.


Este hongo se instala en el cuero cabelludo y se alimenta del sebo que genera la piel para proteger e impermeabilizar la dermis y el pelo. El Malassezia globosa produce ocho enzimas lipasas y tres fosfolipasas. Las primeras son responsables de metabolizar las grasas generadas por las glándulas sebáceas del cuero cabelludo y producen un compuesto de ácido oleico que favorece al aumento en que las células mueren (lo que conocemos por caspa). Las segundas digieren el aceite presente en el cuero cabelludo.

Con este nuevo descubrimiento muchos científicos se disponen a encontrar una solución a la caspa. Consulta con un especialista para encontrar el tratamiento capilar indicado contra la caspa.

Etiquetado con →  
Compartir →